Las celdas de carga son fundamentales para las básculas electrónicas, debido a que se encargan de traducir la fuerza en una señal de voltaje o en un valor digital.

Su funcionamiento consiste en un metal que sufre una deformación conforme se le aplica una fuerza, el cual puede soportar un rango desde cero hasta la capacidad máxima de tensión, compresión o ambos.

Al metal se le adhieren galgas extensométricas, que consisten en un metal que al flexionarse varía su resistencia. La señal de la celda se lleva a un convertidor análogo-digital para convertirla a un valor numérico digital.

Una de las ventajas de las celdas de carga digitales, dependiendo de la calidad de la marca, es que existe un mínimo o nula posibilidad de variaciones en el pesaje y pueden soportar hasta 1000 % de sobrecarga y carga lateral sin dañarse, además son de fácil instalación.

Si quiere saber más sobre celdas de carga para básculas electrónicas comuníquese a Capymet CDMX.

Artículo creado con información de basculapoise.com, metropein.com y eilersen.com.