El manómetro es un instrumento que mide la presión de forma muy eficiente y exacta, que pueden ser utilizado en industrias, laboratorios y otros sectores.

Tales sistemas pueden medir la presión directa y la medición al vacío, así como gas, aire o líquidos como agua y aceite.

Las aplicaciones comunes de este instrumento son el flujo, la caída de presión del filtro, las calibraciones del medidor, las pruebas de fugas y el nivel líquido del tanque.

Existen manómetros analógicos y digitales, estos últimos tienen una pantalla digital y características adicionales, tales como incorporación de alarmas y retransmisión inalámbrica del valor indicado.

Siempre que se necesite medir presión dentro de un recipiente, habrá un manómetro.

Más aplicaciones:

Tanques de gas: para medir la presión de este combustible.

Infladores de neumáticos para vehículo:  para detectar qué presión tiene la llanta.

Tuberías domésticas: para medir si la presión de agua es la adecuada en las viviendas.

Calderas: mide la presión dentro de la caldera como medida de seguridad.

Plantas industriales: para medir la presión de fluidos en procesos de producción, con el fin de detectar índices críticos.

Artículo realizado con información de Como funciona.com, rafacalderas.com.mx y es.omega.com